WANDA, café optimista.


Sobre la puerta principal y bajo el nombre del local, están escritas unas palabra bastante reveladoras. (Algo parecido le pasa a Olivia te cuida, ¿recuerdas?) Lo comprobarás nada mas entrar.

Puesto que trabajo y posteriormete hago una máster en los alrededores de Gregorio Marañón, paso a diario varias veces por delante, y verdaderamente llama mucho la atención.  Sus colores y estampados llamativos y alegres  propician una atmósfera veraniega perenne y sin duda, ayuda a mejorar el estado de ánimo sin esfuerzo alguno.
Sin duda éste es un buen comienzo, pero la cosa mejora con el carácter camaleónico del lugar, ya que se adapta perfectamente a cada momento del día. (Yo he optado por poner las fotos del ambiente nocturno que son la menos en las redes sociales). Desayunos completos con zumos naturales riquísimos, meriendas donde son destacables las tartas aptas para celíacos de Celicioso (disponibles en cualquier momento del día), y una carta de comidas y cenas algo más elaborada con platos que te harán viajar por el mundo, sin moverte de la mesa (yo me he descantado por poner fotos nocturnas para mostraros otra visión, menos colorista y más intima).

Sin duda una opción ideal para darle un toque optimista a cualquier momento del día , siempre con una buena compañía.

¡Por cierto! Puedes pedirte una copa/botella de fragolino. Para los que no lo conozcáis es una especie de lambrusco con sabor a fresa y que no probaba desde 2010, cuando visité a mi amiga Bea a Roma. Lo he buscado en cada visita a Italia y siempre estaba agotado, así que no quiero contaros lo que disfruté de esa copita que me supo a gloria y a momentos vividos.



Wanda se encuentra en: C/ María de Molina, 1 y su teléfono de reservas es: 91 737 53 64.

Si tienes ocasión no te lo pierdas. ¡Nos vemos en la próxima!

Besitos,
       
                Cris.


Comentarios