Salón des Fleurs, el salón de té más bonito de Madrid


Este post los escribo casi con la lagrimilla asomando... Hace dos semanas publiqué esta foto en instagram, pero no ha sido hasta hoy que he decidido publicar el post.

Si me resulta muy especial el post, y hasta casi me emociona, no es por otra razón  más que la compañía. Una de mis mejores amigas vive en Shangai, y coincidiendo con el Año Nuevo chino ha venido a pasar unos días a casa. Ella estaba de vacaciones, pero el resto teníamos nuestras obligaciones así que un martes sólo era factible un café o té y algo para endulzarnos, aún más si cabía, la tarde. Tenía fichado este sitio desde hacía unas semanas, y por el modelo de negocio llevaba el nombre de mi amiga (también un poco el mío).


Por lo visto, se ha aficionado mucho al té, así que ¿qué mejor que un salón del mismo, entre amplios y preciosos ventanales y rodeada de flores por todos lados? Le enseñé el sitio y a ella le pareció bien, así que ya teníamos destino. Carla también pudo unirse al plan. Nada más entrar nos enamoramos. ¿Cómo describir algo tan bonito? Estaba cuidado hasta el más mínimo detalle y se respiraba una atmósfera cálida, tranquila y muy parisina. Lo de muy parisino suena raro, pero así es, entras y te teletransportas al momento a París.

Pudimos coger una mesita junto al ventanal, y ya todo fue perfecto. Ahora sólo quedaba comprobar la parte técnica del asunto. Dos tes negros, distintos entre ellos, un café con leche y una porción de tarta de zanahoria para compartir entre las tres.


A ellas el té les encantó y a mi el café me pareció estupendo (gracias a Dios cada vez se está apostando por el buen café en los sitios). La tarta muy buena, fue el complemento perfecto para que la tarde fuera perfecta. (¿Qué me decís de la rosa?).

Aunque como ya he dicho que me da bastante vergüenza llegar a un sitio y ponerme a hacer fotos, esta vez contaba con una fotógrafa de excepción (la china) para enseñaros el preciosísimo local.



Lo de las lucecitas que caen en cascada por las ventanas, no puede gustarme más. El sitio llama la atención y pudimos comprobarlo, porque no había quien pasara por ahí y no curioseara que es lo que había dentro. Simplemente precioso. 

Además, si esto fuera poco, Salon des Fleurs es también floristería, cuyo taller se encuentra en el sótano y que puedes visitar, siendo muy amablemente atendido. Que esa es otra, la chica que nos atendió, fue un encanto, y como ya os dije en este post, hace aumentar la perspectiva de la experiencia.

Así que en resumen fue el lugar perfecto para pasar una tarde de reencuentros y confidencias entre amigas. MUY RECOMENDABLE.

¿Dónde? Es que hasta la ubicación me encanta, Guzmán el Bueno 106, Madrid. (Haciendo casi esquina con San Francisco de Sales). Más información pinchando aquí.

Este post se lo dedico a mi amiga Mer que hoy me lee desde China, pero con la que acumulo momentos dulces siempre, un beso enoooorme para tí.

Y esto es todo por hoy, el lunes vuelvo con la segunda parte de mi teoría, que por si acaso estas rezagado y no sabes cual es la primera, puedes leerla aquí.

Besitos a todos.

     Cris.

Comentarios