CAFETERÍA HD, donde el tiempo no pasa


Esta semana he adelantado un día en la publicación "gastronómica", ya que mañana es fiesta y espero que todos estemos haciendo cosas más interesantes que leer una pantalla de ordenador o smartphone (y no es que quiera menospreciar mi amado blog).

Todavía me pregunto, cómo he podido tardar tanto en hablaros de este lugar. ¡Me encanta TODO de él! Además nos une una relación que viene de antaño. Aún recuerdo un verano, muy temprano, antes de irnos de vacaciones a Almería, que nos tomamos ahí unos churros mientras mi padre hacía no se qué en casa de mi abuela.

Mis padres llevaban siendo asiduos del lugar toda la vida, y es por eso que conocíamos su existencia antes de que  el grupo la Musa lo fichara, para aumentar su oferta del locales. 

De hecho recuerdo muy bien cuando hubo cambio de dueños, porque un amigo que vivía prácticamente en frente, uno de los domingos que comía en casa de mi abuela, me dijo que tomáramos algo por el barrio, y que por qué no  íbamos "a este sitio "nuevo", donde hacen unas cosas riquísimas ". Y así fue como conocí la nueva cafetería HD (cafetería Hermanos Diaz de antaño). Y "nuevo" no era precisamente el adjetivo para la decoración, ya que según entras, retrocedes a los años 60, sino por la carta. En su día pedí un sandwich mixto enrollado, que me enamoró, aunque creo que fue la última vez que lo pedí. Posiblemente esté hablando de 2010 o principios de 2011 ...

La razón por la que nunca más volví a probar algo tan delicioso como aquel roll mixto, fue sencillamente  que conocí la Cheeseburguer HD . De hecho es  lo único que conozco de la carta, junto con las patatas fritas y la yuca frita, única variable de mis comidas aquí. Soy de ideas fijas, y me resulta pecaminoso ir ahí y no tomarme la hamburguesa. Está en el top 3 de la capital, para mi gusto.

El pan, el queso cheddar crujiente, mmmm ... se me hace la boca agua.

¿Que decir de la atención? ¡Excelente! He ido muchas veces y me han atendido personas distintas y siempre ha sido gente encantadora y muy pendiente.

¿El sitio? No se que tiene que me hace sentir como en casa. Y no es que mi casa esté ambientada en los años 60, pero es la atmósfera, o no sé ...

¿El ambiente? Pues muy variado, desde las señoras mayores, ideales, que todavía acuden a merendar a la cafetería de siempre, hasta jóvenes estudiantes que viven en el barrio.

He oído que los postres son maravillosos, supongo que tendré que ir un día y probar el dulce. Al igual que son famosos sus gin tonics. Tienen una extensísima carta de los mismos.

Ay! Otra cosita, me encantan sus tés fríos, una opción muy a tener en cuenta sobretodo cuando las temperaturas así lo requieran y no quieras ir a cañas o tintos de verano.

No puedes perdértelo. Hazme caso,si todavía no lo conoces, apúntalo en tu agenda y ya me dirás.

Para ir abriendo boca ...



Es recomendable reservar si quieres asegurarte mesa.

Está en: Calle Guzmán el Bueno, 67 y su teléfono de reservas es: 91 544 23 82.

Un besito,

    Cris.

Comentarios